Se derogan los decretos 814/2001, 1009/2001 y el artículo 173 de la ley 27430. Este último establecía un cronograma de aplicación de los montos no sujetos a contribuciones patronales, como así también de sus alícuotas.

De esta manera, con vigencia a partir del 23/12/2019, quedan establecidas las siguientes alícuotas:

a) 20,40% para los empleadores pertenecientes al sector privado cuya actividad principal encuadre en el sector “Servicios” o en el sector “Comercio”, siempre que sus ventas totales anuales superen, en todos los casos, los límites para la categorización como Empresa Mediana tramo 2, efectuado por el Órgano de Aplicación pertinente.

b) 18,00% para los restantes empleadores pertenecientes al sector privado no incluidos en el inciso anterior.

El reglamento dispuso que para aplicar la alicuota del 18%, los empleadores deberán acreditar dicha condición con el certificado que emita el Órgano de Aplicación pertinente. La AFIP podrá excluir a determinadas actividades de la obligación de contar con el referido certificado o admitir otras modalidades de acreditación, cuando las características particulares impidan acreditar de tal modo la mencionada condición.

– De las contribuciones patronales, efectivamente abonadas, los   contribuyentes   y   responsables podrán computar como crédito fiscal del impuesto al valor agregado, los puntos porcentuales correspondientes según la jurisdicción donde el empleador desarrolle sus actividades y según la tabla prevista en la norma

– De la base imponible sobre la que corresponda aplicar la alícuota antes indicada se detraerá, mensualmente por cada uno de los trabajadores, un importe de $ 7.003,68 en concepto de remuneración bruta, cualquiera sea la modalidad de contratación adoptada bajo la Ley de Contrato de Trabajo, el Régimen Nacional de Trabajo Agrario, y el régimen de la Industria de la Construcción. La mencionada detracción se aplicará proporcionalmente al tiempo trabajado.

Asimismo, en cada cuota semestral del sueldo anual complementario, se detraerá de manera adicional un importe equivalente al cincuenta por ciento (50%) del valor mencionado calculado en forma proporcional al tiempo por el que corresponda su pago.

Los empleadores de los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería (Decreto 1067/2018), del sector primario agrícola e industrial mencionados (Decreto 128/2019) y del Sector Salud (Decreto 688/2019), que cumplan con los requisitos y condiciones previstos en esas normas, deberán considerar que la suma a detraer de la base imponible es, a partir de la entrada en vigencia de esta ley, de $ 17.509,20, la que no sufrirá actualización alguna.

Adicionalmente a las detracciones indicadas según el caso, los empleadores que tengan una nómina de hasta 25 empleados gozarán de una detracción de $ 10.000 mensual, aplicable sobre la totalidad de la base imponible precedentemente indicada y hasta su agotamiento, sin que el excedente pueda trasladarse a períodos futuros.

Las disposiciones antes detalladas no serán de aplicación para los empleadores titulares de establecimientos educativos de gestión privada que se encontraren incorporados a la enseñanza oficial, hasta el 31 de diciembre de 2020, los que continuarán aplicando las alícuotas de contribuciones patronales que les correspondieron hasta la entrada en vigencia de la presente ley.