Impuesto a las ganancias – renta financiera

  • Eliminación del impuesto cedular sobre los rendimientos financieros

Se deroga a partir del período fiscal 2020 el impuesto cedular (alícuotas del 5% ò 15%) que alcanza los intereses y rendimientos producto de la colocación de capital en valores. La derogación del impuesto cedular implica que las rentas que finalmente no se encuentren exentas (ver lo tratado en los puntos siguientes) quedarán alcanzadas por la alícuota progresiva (que va del 5% al 35%).

  • Ampliación exenciones sobre rendimientos financieros

A partir del ejercicio fiscal 2019, se establece la exención para personas humanas y sucesiones indivisas, sobre los intereses originados em depósitos efectuados en entidades financieras (Ley 21526):

  • en caja de ahorro
  • cuentas especiales de ahorro
  • a plazo fijo en moneda nacional (sin cláusula de ajuste)
  • depósitos de terceros u otras formas de captación de fondos del público

Por otra parte, se reestablece a partir del ejercicio fiscal 2019 la exención prevista en otras normas, relacionada los rendimientos de Obligaciones negociables y Títulos Públicos (puntos 3 y 4 art. 36 bis Ley 23.576), Fondos Comunes de inversión con oferta pública (art. 25 Ley 24083) y Títulos de deuda y participaciones en fideicomisos (art. 83 Ley 24441).

  • Ampliación exención sobre resultado compra venta de títulos

Actualmente se eximen del impuesto el resultado obtenido por la compra venta de acciones, valores representativos de acciones y certificados de depósitos de acciones, obtenidos por personas físicas y sucesiones indivisas, en operaciones concertadas en mercados autorizados por la C.N.V.

Adicionalmente, a partir del ejercicio fiscal 2020 se eximen del impuesto (a través de la incorporación de un último párrafo al inciso u) del artículo 26 de la ley) el resultado de la compra venta de los restantes títulos financieros en la medida que coticen en bolsas o mercados autorizados por la C.N.V.

  • Opción de no imputar el rendimiento de títulos públicos y obligaciones negociables

Al igual que en el ejercicio fiscal 2018, se permite también en el ejercicio fiscal 2019 no computar los intereses y rendimientos de títulos públicos y obligaciones negociables, y computarlos como menor costo computable, difiriendo así el resultado al momento de enajenación de los valores.

Impuesto sobre los bienes personales – Modificaciones con vigencia a partir del año 2019

Se modifica el criterio para determinar la condición de contribuyente, receptándose el criterio de “residencia” de la ley de ganancias y dejando sin efecto el criterio de “domicilio”.

Se incrementan las alícuotas generales conforme a la siguiente escala:

También se incrementa a 0,50% la alícuota del impuesto para los responsables sustitutos por participaciones en empresas y para aplicar sobre bienes en el país pertenecientes a sujetos residentes en el exterior.

Asimismo se delega en el P.E.N., hasta el 31.12.20, la facultad de incrementar en hasta un 100% la  tasa máxima para gravar a los bienes situados en el exterior. Dicha tasa incrementada podrá ser disminuida en el caso de verificarse la repatriación del producido de realización de “activos financieros”, en la magnitud que se establezca.

En ese sentido, el P.E.N. estableció las siguientes alícuotas diferenciales aplicables sobre los bienes ubicados en el exterior:

No obstante, se dispone que cuando se produzca la repatriación de los activos financieros del exterior (ingreso al país de la tenencia en moneda extranjera o la realización de los activos financieros) hasta el 31/3/20 (o del año 2021 de corresponder) y los fondos se mantengan depositados en entidades financieras argentinas hasta el 31/12/2020 (o año 2021 de corresponder), por un valor equivalente al menos  al 5% del valor de los bienes del exterior, no se aplicarán las alícuotas diferenciales mencionadas precedentemente, sino que se aplicará la escala progresiva sin incrementar.